palestina
palestina
Movimiento de Mujeres Palestinas Al Karama
   Movimiento de Mujeres Palestinas Al Karama

Documentos

Aquí podrás encontrar los manifiestos y comunicados creados por nuestro movimiento y aquellos a los que nos sumamos como colaboradoras.

 

 

19/07/2017

 

JERUSALÉN

 

Comunicado Urgente del MOVIMIENTO DE MUJERES PALESTINAS EN LA

DIÁSPORA “ALKARAMA”: Petición del fin de las hostilidades y la ocupación

de Jerusalén por las Fuerzas israelíes.

 

JERUSALEN ES DIGINIDAD, ES RESISTENCIA!!!

 

Desde el Movimiento de Mujeres Palestinas (MMP)- Al Karama, organización palestina, feminista, laica y anticolonialista cuyo objetivo principal es generar un nuevo espacio de enunciación de las mujeres palestinas en la diáspora, queremos hacer un llamamiento AL FIN DE LA OCUPACION Y LAS HOSTILIDADES POR

 

PARTE DE ISRAEL EN JERUSALEN.

 

En 1967 Israel, mediante la guerra de los 6 días invadió Jerusalen Este y la anexionó a sus fronteras. Esta anexión ha provocado un amplio rechazo en la comunidad internacional, materializado en la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU, que la consideró contraria al Derecho internacional, y en señal de protesta por este acto unilateral los Estados miembros de las Naciones Unidas acabaron por trasladar sus embajadas a Tel Aviv, tal como pedía la resolución.

 

Después de los incidentes producidos el 7 de julio de 2017 en la mezquita de Al Aqsa, en la que tres palestinos fueron abatidos por las fuerzas israelíes y les dejaron morir desangrados, tras un ataque contra las fuerzas de ocupación, Israel tomó ladecisión ilegítima de cerrar la mezquita de Al Aqsa. Este incidente y otros más que se sufre continuamente en Jerusalen ocupada, es el resultado de las continuas provocaciones del Estado de Israel, la última, la incursión de tropas especiales israelíes en la explanada de las mezquitas, portando banderas israelíes y provocaciones a los guardias de seguridad interna. Es la política que últimamente está llevando a cabo Israel para anexionarse la ciudad de Jerusalen, de manera ilegal.

 

Días después Israel decide poner detectores de metales en Al Aqsa, para permitir la entrada de palestinos a ella. Se trata de parte de la estrategia israelí para cambiar la situación histórica de Jerusalén. Los palestinos nos negamos a que la gente atraviese esas puertas para rezar.

 

Es importante destacar que la resistencia palestina no tiene ni ha tenido nunca ejército ni armada ni aviones de combate ni nada que se le parezca; es relevante recordar que la tremenda asimetría de poder bélico encierra otra de carácter político e histórico: uno es el invasor, ocupante y colonizador, y otro es el despojado, ocupado y colonizado. Aun así, para la narrativa dominante en Occidente los palestinos son siempre los violentos agresores y los que empezaron primero. Pero no es así, Palestina tiene el legítimo derecho a defenderse de la agresión de uno de los ejércitos

más poderosos del mundo, y más aún: su derecho a resistir un régimen brutal de ocupación militar y colonización que ya lleva casi siete décadas y que ha sido reiteradamente condenado por la misma comunidad internacional. Un derecho que está consagrado incluso por la Resolución 3101 de la Asamblea General de la ONU (de diciembre de 1973), que afirma el derecho legítimo de los pueblos bajo dominación colonial y extranjera, y bajo regímenes racistas, a luchar por su autodeterminación .

 

Desde 1967 la comunidad internacional entera acepta que Palestina está sometida a ocupación por parte de Israel; esto incluye también a Gaza después de la ‘retirada’ israelí de 2005, ya que -según el derecho internacional humanitario- un territorio está ocupado (aunque el poder ocupante no tenga presencia física en él) mientras mantenga control sobre él por la fuerza -como es claramente el caso de Gaza, sometida a un férreo bloqueo por aire, mar y tierra, incluyendo sus fronteras.

 

Hecha la aclaración, en Gaza (al igual que en Cisjordania y Jerusalén Este) aplican las normas internacionales que definen las obligaciones de la potencia ocupante respecto del territorio y la población ocupados. La más importante es el IV Convenio de Ginebra, según el cual –entre otras obligaciones– el poder ocupante tiene el deber

de proteger a la población ocupada y velar por su bienestar.

 

Israel sin embargo alega que no está ocupando Palestina, sino que está en guerra con ella, y por lo tanto tiene derecho a la “defensa propia” , e incluso a usar la fuerza más allá de los límites legales. Esta interpretación ha sido categóricamente rechazada por la Corte Internacional de Justicia en 2004, cuando emitió su opinión consultiva

 

“Consecuencias legales sobre la construcción de un muro en el territorio palestino ocupado”, afirmando que Israel no puede invocar el derecho a la defensa propia según el artículo 51 porque no está siendo atacado por un Estado extranjero. Israel distorsiona el derecho internacional a fin de justificar su uso ilegal y desproporcionado de la fuerza militar y ejerce su poder colonial sobre el territorio y la población que ocupa, despojándola no solo de su derecho a defenderse sino también de los medios mínimos para su subsistencia, al someterla a un bloqueo inhumano.

 

Instamos a todos los gobiernos de bien y de derecho a que exijan a Israel a su retirada total de Palestina, y al fin de la ocupación de Jerusalen, Gaza y Cisjordania.

 

La comunidad internacional , y sus representantes, no pueden permanecer impasivos ante tales atrocidades y por ello exigimos que obligue a Israel a cumplir con el derecho internacional y las resoluciones de la ONU.”

 

“Un ejército de ocupación no tiene derecho a la seguridad y no puede pretender que está defendiéndose, porque todas sus acciones son ilegales y todos sus ataques son crímenes de guerra, y porque sencillamente el pueblo que vive bajo la ocupación y la opresión tiene derecho a usar todos los medios para resistir y liberarse."Tenemos que asegurar a la gente de todo el mundo que los israelíes no tienen ninguna soberanía legítima en Jerusalén, ni en los lugares sagrados para cristianos y musulmanes”.

 

PALESTINA NO SE RINDE

VIVA PALESTINA LIBRE!!!

19/07/2017

 

Comunicado Urgente del MOVIMIENTO DE MUJERES PALESTINAS EN LA DIÁSPORA “AL KARAMA”: Petición de libertad para Khalida Jarrar y Khitam Saafin, líderes Palestinas capturadas por las Fuerzas de Ocupación Israelíes.

 

LIBERTAD YA!

 

Desde el Movimiento de Mujeres Palestinas (MMP)- Al Karama, organización palestina, feminista, laica y anticolonialista cuyo objetivo principal es generar un nuevo espacio de enunciación de las mujeres palestinas en la diáspora, queremos hacer un llamamiento a todas las personas y colectivos solidarios con la causa palestina ante el

encarcelamiento de nuestras compañeras, Khalida Jarrar y Khitam Saafin.

 

Las fuerzas de ocupación israelíes capturaron a la destacada parlamentaria izquierdista palestina y defensora de los prisioneros, Khalida Jarrar, junto con Khitam Saafin, presidenta de la Unión de Comités de Mujeres Palestinas el domingo 2 de julio . Para ello entraron en sus hogares en la ciudad de Ramallah,(territorio ocupado donde es ilegítimo tan siquiera la presencia de Israel), y posteriormente fueron transferidas a un centro de detención, donde se les interrogó durante 30 minutos. Luego las encerraron en pequeñas cárceles sin ventanas durante horas y finalmente las

trasladaron a la prisión de HaSharon.

 

El 9 de julio , Safin recibió la orden de tres meses de detención administrativa, sin ningún tipo de cargo.. El 12 de julio fue Khalida Jarrar quien recibió la orden de seis meses de detención administrativa. Cabe destacar que este tipo de detención es arbitraria e ilegal, ya que las detenidas no saben por qué se les detiene, y por lo tanto no tienen derecho a

un juicio donde poder defenderse. Estas órdenes permiten encarcelar a sospechosos sin juicios ni cargos por periodos de seis meses renovables.

 

Todo esto vulnera los derechos humanos de los prisioneros que son encarcelados basándose en este tipo de acusaciones arbitrarias e infundadas.

 

El encarcelamiento de ambas están basadas en pruebas secretas. Además, sus representantes legales se ven incapacitados para elaborar un argumento de defensa, ya que no saben por qué se les acusa.

 

Esta forma arbitraria de encarcelamiento es vista generalmente como una violación grave de los derechos individuales, que en circunstancias normales, permitirán al preso exigir una reparación.

 

Actualmente, el número de detenidos administrativos en las cárceles israelíes asciende a unos 500 palestinos, incluidos 13 legisladores.

 

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, ha revelado que 221 menores palestinos cuyas edades oscilan entre 12 y 17 años, yacían hasta finales de febrero pasado en las cárceles de la ocupación Israelí,

denotando que esta cifra representa un aumento en el número de menores encarcelados por primera vez desde hace meses.

 

La captura de Khalida Jarrar- que ahora es el decimotercer miembro del Consejo Legislativo Palestino, se produce poco más de un año después de haber sido liberada de una prisión israelí tras 14 meses de encarcelamiento.

Jarrar fue detenida por última vez el 2 de abril de 2015; en principio se ordenó su detención administrativa,y fue encarcelada sin cargos ni juicio.

 

La protesta internacional sobre su caso hizo que su detenciónadministrativa fuera cancelada. Sin embargo, su caso fue trasladado a los tribunales militares igualmente ilegítimos de la ocupación israelí. Khitam Saafin, Coordinadora General de la Unión de Comités de Mujeres Palestinas, ha participado en diversos eventos mundiales, incluido el Foro

Social Mundial, que vincula las luchas de las mujeres a nivel internacional con la lucha de las mujeres palestinas para la liberación nacional y social.

 

La UCMP ha organizado y auspiciado numerosas delegaciones internacionales que han creado solidaridad con las mujeres palestinas y el pueblo palestino.

 

Creemos que Jarrar y Safin están siendo ilegítimamente atacadas y castigadas, por las fuerzas de ocupación israelíes, como consecuencia de su esfuerzo y trabajo en la protección de los derechos humanos de los presos

políticos palestinos, especialmente durante la última huelga masiva de hambre que llevaron a cabo los presos palestinos en las cárceles de la ocupación israelí, que se inició el 17 de abril de 2017 y que duró 41 días.

 

Esto es un ataque más a la sociedad civil palestina. El arresto de Jarrar y Safin es completamente ilegal, y vulnera un grupo importante de derechos humanos como por ejemplo el derecho a un juicio justo en virtud del

derecho internacional, el derecho a expresar opiniones sin ningún tipo de interferencia y derecho a la libertad de expresión

 

El movimiento de mujeres palestinas en la diáspora Al Karama junto a la Red de Solidaridad de Prisioneros Palestinos de Samidoun insta a la movilización internacional y la acción para exigir la liberación inmediata de Khalida Jarrar y Khitam Saafin, prominentes líderes progresistas y feministas palestinas y luchadores comprometidos con la libertad y la liberación de su pueblo. Las detenciones de Jarrar y Saafin claramente vienen como un intento de la ocupación israelí para atacar a los movimientos populares palestinos y suprimirlas a través del miedo y la intimidación, detenciones llevadas a cabo por una fuerza de ocupación masiva armada.

 

Llamamos a todos los amigos de Palestina y del pueblo palestino a unirse a nosotros en la reactivación de la Campaña de Solidaridad con Khalida Jarrar, así como la campaña en solidaridad con Khitam Saafin. Estas detenciones representan un ataque contra la actividad política y la organización popular del pueblo palestino. Hay que combatirlo con la solidaridad intensificada para exigir la libertad de Khalida Jarrar, Khitam Saafin y los miles de prisioneros palestinos en cárceles de la ocupación israelí.

 

LIBERTAD PRESAS PALESTINAS KHALIDA JARRAR Y KHITAM

SAAFIN!

 

07/07/2017

 

Comunicado Urgente del MOVIMIENTO DE MUJERES PALESTINAS EN LA DIÁSPORA “AL KARAMA”: Petición de libertad para Khalida Jarrar y Khitam Saafin, líderes Palestinas capturadas por las Fuerzas de Ocupación Israelíes

 

¡LIBERTAD YA!

 

Desde el Movimiento de Mujeres Palestinas (MMP)- Al Karama, organización palestina, feminista, laica y anticolonialista cuyo objetivo principal es generar un nuevo espacio de enunciación de las mujeres palestinas en la diáspora, queremos hacer un llamamiento a todas las personas y colectivos solidarios con la causa palestina ante el secuestro producido el dos de julio por las fuerzas de ocupación israelíes de nuestras compañeras, Khalida Jarrar y Khitam Saafin, así como de otras nueve personas arrestadas esa misma noche.

Las fuerzas de ocupación israelíes capturaron a la destacada parlamentaria izquierdista palestina y defensora de los prisioneros, Khalida Jarrar, junto con Khitam Saafin, presidenta de la Unión de Comités de Mujeres Palestinas y al menos otras nueve personas más, entre ellas Ihab Massoud,  liberada hace menos de seis meses de prisiones israelíes, y otros cuatro líderes comunitarios en una redada en el campo de refugiados de al-Aroub el domingo 2 de julio . Nos sumamos al llamamiento de la Red de Solidaridad de Prisioneros Palestinos de Samidoun pidiendo una acción internacional urgente para exigir su liberación inmediata.

La captura de Khalida Jarrar- que ahora es el decimotercer miembro del Consejo Legislativo Palestino arrestado por la ocupación israelí- se produce poco más de un año después de haber sido liberada de una prisión israelí tras 14 meses de encarcelamiento.

 

Jarrar fue detenida por última vez el 2 de abril de 2015; en principio se ordeno su detención administrativa, fue encarcelada sin cargos ni juicio, la protesta internacional sobre su caso hizo que su detención administrativa fuera cancelada. Sin embargo, su caso fue trasladado a los tribunales militares igualmente ilegítimos de la ocupación israelí.

 

Khitam Saafin, Coordinadora General de la Unión de Comités de Mujeres Palestinas, ha participado en diversos eventos mundiales, incluido el Foro Social Mundial, que vincula las luchas de las mujeres a nivel internacional con la lucha de las mujeres palestinas para la liberación nacional y social. La UCMP ha organizado y auspiciado numerosas delegaciones internacionales que han creado solidaridad con las mujeres palestinas y el pueblo palestino.

 

Al menos otros siete palestinos fueron capturados por las fuerzas de ocupación israelíes en las redadas antes del amanecer del 2 de julio. Entre ellos estaba Ihab Massoud,  que fue liberado el 12 de febrero tras 16 años en una prisión israelí. Un líder en el Frente Popular de Liberación Palestina, participó en múltiples huelgas de hambre dentro de las cárceles israelíes.

El movimiento de mujeres palestinas en la diáspora Al Karama junto a la Red de Solidaridad de Prisioneros Palestinos de Samidoun insta a la movilización internacional  y la acción para exigir la liberación inmediata de Khalida Jarrar y Khitam Saafin, prominentes líderes progresistas y feministas palestinas y luchadores comprometidos con la libertad y la liberación de su pueblo. Las detenciones de Jarrar y Saafin claramente vienen como un intento de la ocupación israelí para atacar a los movimientos populares palestinos y suprimirlas a través del miedo y la intimidación, detenciones llevadas a cabo por una fuerza de ocupación masiva armada.

Llamamos a todos los amigos de Palestina y del pueblo palestino a unirse a nosotros en la reactivación de la Campaña de Solidaridad  con Khalida Jarrar, así como la campaña en solidaridad con Khitam Saafin. Estas detenciones representan un ataque contra la actividad política y la organización popular del pueblo palestino. Hay que combatirlo con la solidaridad intensificada para exigir la libertad de Khalida Jarrar, Khitam Saafin y  los miles de prisioneros palestinos en cárceles de la ocupación israelí.

 

LIBERTAD PRESAS PALESTINAS KHALIDA JARRAR Y KHITAM SAAFIN!

NO A LA OCUPACION DE PALESTINA!

BOICOT, DESINVERSIONES Y SANCIONES A ISRAEL!