palestina
palestina
Movimiento de Mujeres Palestinas Alkarama
 Movimiento de Mujeres Palestinas Alkarama

Comunicado Urgente del MOVIMIENTO DE MUJERES PALESTINAS EN LA DIÁSPORA “ALKARAMA”:

COMUNICADO PRESOS PALESTINOS

Desde el movimiento de mujeres palestinas Alkarama, queremos reivindicar el derecho a la libertad de los presos palestinos.

El día 17 de abril, fecha en la que se conmemora el día del preso palestino, más de 7000 presos y presas palestinos continúan encarcelados en las cárceles del ente sionista de Israel, por el mero hecho, del legítimo derecho a luchar contra la ocupación de su territo- rio, incluso cuando esta lucha se caracteriza por acciones pacíficas, tales como ejercer la profesión de periodismo, ejercer la política, o por el simple hecho de recitar un poesía o colgar opiniones en redes sociales.

La detención de los palestinos no está restringida a una categoría o estrato específico. Incluye a todos los estratos y categorías de la sociedad palestina niños, jóvenes, ancia- nos, mujeres, madres, esposas, enfermos, discapacitados, trabajadores, académicos, miembros del Consejo Legislativo, ministros, dirigentes políticos, sindicales, estudiantes universitarios y secundarios, escritores, periodistas y artistas.

No se trata de simples detenciones, sino que van acompañadas de numerosas violacio- nes del derecho internacional, como son los métodos utilizados en los interrogatorios para extraer confesiones, incluyendo la tortura, tratos degradantes e inhumanos, y falta de asistencia médica, llegando algunos a fallecer durante su detención.

Durante el proceso de detención, las presas palestinas son expuestas a golpes, insultos, humillaciones, intimidaciones, maltratos, amenazas y vejaciones.

El sufrimiento de presos y presas, continúa a través del aislamiento y la negación de las visitas familiares, confiscación de productos adquiridos en la cantina del establecimiento, inspecciones provocativas, negación a tratamientos médicos y a realizar estudios destina- dos a una formación educativa.

El derecho internacional humanitario dispone que los miembros de la población de un te- rritorio ocupado a los que se detenga, deben estar recluidos dentro de ese territorio, no en el de la potencia ocupante. Además, debe permitírseles recibir visitas de familiares. Dicho derecho es vulnerado sistemáticamente, no sólo trasladando a los presos a centros peni- tenciarios fuera del territorio ocupado, sino además denegando el permiso de acceso a los familiares al lugar de la potencia ocupante, imposibilitando así dichas visitas.

Especial mención al medio millar de prisioneros que se hallan sometidos al llamado régi- men de detención administrativa, sin acusación formal, de forma indefinida. Este tipo de detención es arbitraria e ilegal, ya que las detenidos no saben por qué se les detiene, y por lo tanto no tienen derecho a un juicio donde poder defenderse. Estas órdenes permi- ten encarcelar a sospechosos sin juicios ni cargos por periodos de seis meses renova- bles. Todo esto vulnera los derechos humanos de los prisioneros que son encarcelados basándose en este tipo de acusaciones arbitrarias e infundadas.Los encarcelamientos es- tán basados en pruebas secretas. Además, sus representantes legales se ven incapacita- dos para elaborar un argumento de defensa, ya que no saben por qué se les acusa.

Esta forma arbitraria de encarcelamiento es vista generalmente como una violación grave de los derechos individuales, que en circunstancias normales, permitirán al preso exigir una reparación.

Estos dos últimos años, han sido los peores para los niños palestinos. Un cambio en las leyes israelíes, permite que niños menores de 14 años puedan ser enviados directamente a la cárcel, y como única imputación la de lanzar piedras contra soldados armados, que irrumpen de manera ilegal en su territorio. En 2016, 21 menores de edad, estaban bajo detención administrativa.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, ha revelado que 221 menores pa- lestinos cuyas edades oscilan entre 12 y 17 años, yacían hasta finales de febrero pasado en las cárceles de la ocupación israelí, denotando que esta cifra representa un aumento en el número de menores encarcelados por primera vez desde hace meses.

La grave situación de los niños palestinos yace en la desatención de las autoridades del régimen israelí respecto a las leyes y derechos internacionales. La historia de los niños palestinos, no solo es trágica en el contexto de la violencia israelí, sino también es igno- rada, e intencionalmente suprimida en los medios occidentales y en su discurso político.

Desde 1967 hasta la actualidad más de 25 mil niños palestinos han sido detenidos.

El Comité para los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas denunció en fecha recien- te que Israel maltrata sistemáticamente a los niños palestinos, a quienes tortura y degra- da, además de emplearlos como escudos humanos y convertirlos en objetivos de sus ac- ciones bélicas.

El informe, redactado por 18 expertos de este Comité que vela por los Derechos Huma- nos, señala que unos 7.000 niños palestinos de entre 9 y 17 años, fueron arrestados, in- terrogados, y sometidos sistemáticamente a tratamientos degradantes, y torturados en los últimos años.

Si se juzgara a Israel según la escala con la que se juzga a otros estados, este estado se presentaría hoy, como un estado fallido.

La comunidad internacional está fallando estrepitosamente al no aplicar a Israel las mis- mas normas estrictas que aplica a otros países. Es un increíble doble rasero que permite al ente sionista israelí, quedar impune ataque tras ataque contra la población palestina.

Exigimos la liberación de todos los presos y presas palestinas, y solicitamos a todos los colectivos civiles y políticos, así como a todos los estados que se han suscrito a la carta de Naciones Unidas, que exijan al ente sionista, que cumpla con sus obligaciones con respecto al derecho internacional. Es hora que “Israel”, deje de burlarse de la comunidad internacional, y por ello exigimos el fin del trato preferente de nuestros gobiernos con el ente sionista. Es un deber de toda persona de bien el solidarizarse con la causa palestina.

VIVA PALESTINA LIBRE



VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO